Juegos Eróticos - Laura Montes
705
post-template-default,single,single-post,postid-705,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Juegos Eróticos

Juegos Eróticos

Más allá de sugerir juegos a poner en práctica en la alcoba o allí dónde nos plazca, lo primero sería plantearnos por qué jugar si ya somos mayorcitos y nos invade, en general, una cierta sensación de ridiculez y hasta de pudor por volver al estadio de la niñez, eso sí, esta vez quizá disfrazados de enfermera cachonda y poli buenorro o con todo un catálogo de juguetes sexuales que a veces no sabemos ni usar.

Sin embargo el juego es una de las actividades primarias del ser humano más importantes y que estará presente a lo largo de toda nuestra vida porque no sólo se relaciona con el desarrollo de capacidades intelectuales y aptitudes, también implica el desarrollo de las emociones, de cómo nos relacionamos, la generación de intereses e incluso en la toma de decisiones.
Stuart Brown, en su libro “El juego: cómo moldea el cerebro, abre la imaginación y vigoriza el alma” pone de manifiesto la importancia de jugar toda la vida, no sólo en la infancia y sus estudios del  Instituto Nacional del Juego, EEUU, demuestran cómo aquellos que no practican el juego tienen mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el estrés, la salud mental, adicciones o violencia interpersonal.
Por lo que jugar tiene la capacidad de transformar la salud personal; porque genera mayores niveles de optimismo, mejora el sistema inmunológico, estimula la empatía, la curiosidad, la imaginación, etc..

Porque el juego nos sirve para aprender, crear, enfrentar retos, simplemente pasar el tiempo, relajarse, cooperar, sentir placer al jugar y por supuesto fomentar la creatividad.
Cualidades que serían 100% parejas si las aplicamos a nuestra vida sexual, porque en realidad el juego y la creatividad sexual suponen una búsqueda de nuevas fórmulas de enriquecer y ampliar nuestra sexualidad. 
Salir de la monotonía y rigidez, que frecuentemente con en el transcurso del tiempo aparecen y con la creatividad logramos, fantasear de nuevo, esbozar, descubrir y planificar juegos que estimulen nuestra imaginación y deseos sexuales.
De ahí la importancia dededicar tiempo a jugar, con el fin de obtener relaciones sexuales flexibles, divertidas, nuevas, comunicativas y por supuesto, placenteras.

Lo mejor es que tu sea uno mismo quien elabore e invente sus propios juegos eróticos y que se nutran de las fantasías y deseos individuales, sin embargo aquí te iremos contando algunas ideas para poner en práctica y comenzar a rodar…
Y empezamos por:

Juegos para estimular los sentidos

Es importante saber cómo estimular los sentidos, sí, esos de los que a veces nos olvidamos porque los genitales nos acaparan toda nuestra atención.
Sin embargo, la vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído, pueden ser magníficos aliados para disfrutar una sexualidad más rica y completa. Aprender a conocer nuestro cuerpo y las zonas erógenas, es uno de los primeros pasos  para disfrutar de la sexualidad, y que como todo, se entrena, tanto en pareja como individualmente.

Y si estás en pareja, otro elemento fundamental es la comunicación, intenta siempre transmitir cómo te sientes, que es aquello que más te gusta, las zonas que más te excitan, qué sonidos te resultan agradables, qué sabores, etc… Además, mientras exploras tu cuerpo, puedes expresar tus fantasías sexuales para que tu pareja conozca tus gustos y deseos.
También es importante generar el ambiente propicio, con música e iluminación que nos ayude a generar el estado de ánimo adecuado.

Recorrer la piel
Identifica y conoce tu mapa erógeno, vendarse los ojos para centrarse exclusivamente en el tacto y el oído es una buena opción. Y a recorrer el cuerpo!! con suaves caricias o ligeras presiones sobre la piel.
El uso de aceites para masajes es una buena fórmula para explorar la piel, déjate llevar y siente aquellas para del cuerpo que mayor bienestar te generan.
Ayúdate de elementos que potencien aún mas esas sensaciones y prueba nuevas cosas, como el uso de suaves pañuelos, plumas, hielo, masajeadores… y todo lo que se te ocurra que pueda modificar, alterar o intensificar esa sensación.
Intenta dejar a un lado los genitales al principio de las caricias, para así descubrir nuevas zonas erógenas y placenteras. Y presta atención al sonido, excitantes susurros, leves gemidos y la respiración.

Deleite gastronómico
Si tenemos más de 10000 papilas gustativas, que mejor manera que aprovecharlas saboreando intensos besos y apreciar los distintos matices de la piel, además también estarás estimulando el sentido del olfato, percibiendo los olores de la esencia del otro en toda su superficie corporal
Prueba a sentir diferentes contrastes, aliñando el sentido del gusto con los alimentos que más te gusten y más excitantes te resulten, como el chocolate, la nata, un helado, miel, fresas, etc..
Puedes recorrer toda la piel primero y una vez logrado cierto grado de excitación centrarte en la zona genital y practicar junto con los alimentos sexo oral, eso sí, ten cuidado de no introducir alimentos azucarados en la uretra o vagina para evitar posibles infecciones e irritaciones.
Bon apetit!!

Teléfono erótico
Un buen juego para excitar a tu pareja, dónde poner en práctica la imaginación, potenciar el deseo y generar ganas, una buena fórmula para antes de verse e ir incrementado la excitación.
Muy sencillo, durante la llamada simplemente trasladar todas aquellas cosas que harías sexualmente a tu pareja o aquello que te gustaría que te hicieran a ti.
Cómo estamos por teléfono y la comunicación no verbal no acompaña…da todo tipo de detalles e indicaciones, describiendo cada una de las acciones, deseos, etc…

¡Desnúdate!
El sentido de la vista es uno de los que más nos sexualiza, ver algo que nos atrae y erotiza es siempre muy estimulante. 

Aquí te damos dos ideas, la realización de un striptease, una fantasía de muchos hombres y mujeres, y que tan sólo requiere dejar de lado los pudores y las vergüenzas, poner la mejor de las actitudes, un poco de música sensual e incluso ropa atrevida de la que despojarse. Déjate llevar por la música, desnúdate lentamente y seduce a tu pareja.
Otra opción es probar con la fotografía erótica, descubre a través del objetivo tu propio cuerpo y el del otro, inventa posturas, poses y encuádralos en diferentes escenarios. No sólo es un juego divertido que ayuda a eliminar barreras y tabúes, también visualizar las fotos a posteriori nos ayuda a aceptar nuestros cuerpos y a conocernos a nosotros mismos y a nuestras parejas, además de hacer un book erótico fantástico!

¿Juegas?

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies