Parafilias sexuales - Laura Montes
699
post-template-default,single,single-post,postid-699,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Parafilias sexuales

Parafilias sexuales

Parafilia? ¿Qué es eso?…Seguro que si te digo vouyerismo, zoofilia, fetichismo o pedofilia, te suena!!

Las parafilias o también conocidas como desviaciones sexuales, tienen su origen etimológico en el griego: “Para” que significa “junto a” y “filein” que significa amar. Es decir, una especie de amor paralelo a la forma convencional. Y lo convencional es todo aquello que es normalizado socialmente.
El sexo convencional sería por ejemplo, una relación heterosexual (hombre y mujer) que practican la famosa postura del misionero, pero todos sabemos que hay muchas y diversas formas de divertirnos y excitarnos sexualmente. Por lo que las parafilias englobarían ese conjunto de fantasías o elementos específicos que son requisitos indispensables para que una persona con una parafilia concreta logre excitarse sexualmente y llegue al orgasmo.

Como en todo, las parafilias tienen grados y pueden ser:

Es en el siglo XX cuando se empieza a utilizar el término parafilia, que reemplazó el concepto de “perversiones” y “desviación sexual”, desde la sexología se quiere dar un enfoque de mayor respeto, sin estigmatizar ni discriminar, a las distintas expresiones y variaciones de la sexualidad humana.
Aunque sí tenemos que tener en cuenta, que algunas de las parafilias están penadas como delitos porque atentan contra otras personas o seres vivos y que además, las personas con un grado severo, ya no es un disfrute y pasa a ser un problema real.

Aún así, las parafilias son dinámicas en el tiempo, han existido siempre, se han ido transformando, surgen nuevas y otras pierden adeptos. Por ejemplo, la homosexualidad, ha sido considerada una desviación sexual e ¡incluso un pecado!
Y aunque a día de hoy tristemente sigue siendo un estigma social en muchos países, en muchos otros es más que aceptada. ¡No es una parafilia!.

Hablar de tipos de parafilias puede ser una tarea casi imposible, existen listados y listados… ya sabemos lo que significa una parafilia, vamos a citar algunas, más típicas o curiosas, como por ejemplo;

Fetichismo: Excitación a partir de determinados objetos o partes del cuerpo. Un fetichismo muy común es la excitación con los pies o los zapatos de tacón. O una más selectiva, oler bragas usadas, ¡olé!

Exhibicionismo: ¡Seguro que con alguno te has topado! Generalmente suelen ser hombres y exponen con gusto y alegría sus partes nobles, puesto que esta acción genera excitación, posteriormente se masturban.

Froteurismo: Sí, el típico “frota cebolleta” del metro por ejemplo….entre las multitudes la excitación viene provocada por frotar los genitales con otras personas. ¡Mejor que pilles sitio!

Zoofilia: …no sólo se lleva la fama el pastor con las ovejas, las relaciones sexuales con todo tipo de animales es una parafilia global y además está penada en algunos países. ( En muchos países, tan sólo existen leyes contra el maltrato animal).

Coprofilia:..ni más ni menos que  disfrutar sexualmente con las heces, verlas, saborearlas o ingerirlas…¡Bon apetit!

Hipoxifilia: obtener el placer sexual con la disminución de la respiración durante la actividad sexual, propia o ejercida en otra persona. Se trata de una práctica arriegada por lo que implica, por lo que, cuidado que nos quedamos sin aire…

Vouyerismo: el “mirón”  del parque, la playa, zonas de encuentros de las parejas, etc. Se excitan viendo a otras personas en actividad sexual o sin ella. El miedo a que les pillen es parte de su personal excitación.

Hirsutofilia: Todos aquellos que adoran el vello, el tacto, el roce o su visualización resulta erótico y muy excitante. Todo un descubrimiento si estáis hartos de haceros la depilación continuamente. ¡Busca un hirsutofílico!

Olfatofilia: Disfrutar con el olor del cuerpo de la pareja sexual….¡esto tras dos horas de gimnasio puede hacer mella en las pituitarias ajenas!

Animal-play: Si te identificas con algún animal, esta puede ser tu opción. Se trata de fingir ser uno, con disfraz incluido y mantener relaciones sexuales. ¡Guau!

Como podéis observar el espectro de parafilias es amplio y diverso, exiten infinitas parafilias, tantas como gustos y prácticas sexuales, pueden ser fuente de fantasía y diversión, explorar nuestra sexualidad, saber aquello que nos gusta y excita es estupendo y nos ayuda a conocernos, además cómo hemos visto las parafilias mutan en el tiempo y las etiquetas no favorecen a nadie, pero también es importante identificar una conducta sexual poco saludable si es capaz de controlarnos y no permitirnos disfrutar plenamnete de nuestra sexualidad. 

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies