El tabú de la biología femenina: Endometriosis&Sexualidad - Laura Montes
677
post-template-default,single,single-post,postid-677,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El tabú de la biología femenina: Endometriosis&Sexualidad

El tabú de la biología femenina: Endometriosis&Sexualidad

Es probable que nunca hayas escuchado sobre esta enfermedad crónica, a pesar de que se estima que una de cada diez mujeres padece de endometriosis y la realidad es que se la conoce como la enfermedad silenciosa, porque se asume como un proceso normal dentro de los ciclos menstruales de la mujer y porque la biología femenina aún parece formar parte de la esfera de lo privado. Sin embargo tiene un impacto directo en la calidad de vida general de la mujer y en su sexualidad que será el aspecto principal que trataremos en este post.

Pero, ¿Qué es la endometriosis? 
Durante los ciclos menstruales, la mucosa que recubre el endometrio se descama y se expulsa, en el caso de la endometriosis, parte de este tejido se implanta y crece en los ovarios, trompas de Falopio, útero, peritoneo, pelvis e incluso otros órganos como el aparato digestivo, lo que provoca una inflamación de los órganos dónde se deposita y por tanto dolor. En muchos casos un dolor limitante a la hora de realizar una vida normal.
El principal problema es su identificación, se puede llegar a tardar incluso diez años hasta su diagnóstico correcto, con sus consiguientes implicaciones para la mujer.
Aunque a día de hoy se ha avanzado mucho en las opciones de su tratamiento, realmente no existe un consenso sobre su origen, quizá genético, puede que hormonal o derivado de insuficiencias inmunitarias, lo cierto es que aún se trata de una enfermedad con muchas carencias informativas, preventivas y de soluciones efectivas.
Y a esto hay que sumarle la poca empatía social al respecto, por desconocimiento y por patrones sociales asociados al género; la mujer quejica que tiene la regla, una excusa para no mantener relaciones sexuales o la toma compulsiva de pastillas para paliar los dolores…
Pero no, la endometriosis es una enfermedad crónica y que  afecta psicológicamente a cada mujer de manera diferente, indistintamente del grado o tipología de la enfermedad, impactando en aspectos vitales como:endometriosis– La reproducción: Es una de las principales causas de infertilidad, reduciendo las posibilidades de embarazo. Si la maternidad es un objetivo vital para una mujer en concreto, imaginad lo frustrante de la situación para ella.- La identidad de género, ligado al punto anterior, existe una cierta presión social entre maternidad y rol social de género, la sensación de “no servir” como mujer impacta en la autoestima de la mujer, genera sentimientos de culpa e insatisfacción.- Su afectividad, afecta en la manera de relacionarse con otros, el miedo, la inseguridad, el temor o la incertidumbre en nuevos encuentros sexuales o no cumplir con las expectativas de la pareja sexual.- Erotismo y sexualidad: Uno de los efectos secundarios de la  endometriosis es la dispareunia o dolor genital y pélvico, durante o después de una relación sexual con penetración.
El dolor puede generar una evitación del contacto sexual, contracción física, fatiga y orgasmos no siempre placenteros por la tensión y dolor, unido a los aspectos psicológicos como la baja autoestima, la sensación de incomprensión, inseguridad, etc y a los efectos secundarios de los tratamientos hormonales, la endometriosis puede reducir el deseo sexual e incrementar la ansiedad y frustración en el terreno sexual. Es decir, insatisfacción sexual.

Y como enfermedad crónica que es, hay que aprender a convivir con ella. Aceptar y asumir las limitaciones es importante y aún más importante es la involucración de la pareja sexual, que también está afectada.
El sentimiento de culpa, el miedo a perder a la pareja, las dudas y la vergüenza, suelen ser sensaciones comunes, por lo que la implicación y comprensión de la enfermedad por parte de la pareja es un factor indispensable para lograr una sexualidad plena dentro del nuevo escenario.
Involucrarse acudiendo de forma conjunta al médico y así  comprender los efectos de la endometriosis, entender el dolor y las fases para afrontar la enfermedad como un equipo y buscar soluciones de forma conjunta que mejor se adapten a los gustos y límites de la disfunción.

¿Cómo recuperar una vida sexual placentera?

La herramienta principal, como siempre es la comunicación, expresar aquello que sí podemos hacer y lo que no, establecer los límites que nos marca la disfunción y así poder marcar las pautas.
Desde un punto de vista positivo, podemos observar la nueva situación, como una oportunidad para explorar nuevas prácticas y conductas sexuales. En general, las relaciones sexuales están muy centradas en el coito y la penetración, quizá es un momento estupendo para enriquecer nuestra vida erótica, con una sexualidad más integral, potenciar la focalización sensorial, redescubrir los placeres del clítoris, juegos y actividades en común, etc… Afortunadamente, ¡el placer sexual de la mujer no depende exclusivamente de la penetración!.

Sin embargo, si te apetece mantener relaciones con penetración, piensa que el dolor no es continuo en el tiempo y que se pueden planificar los encuentros sexuales con penetración, aprovechando los momentos que la endometriosis no está presente.
Busca las posturas que te resulten más cómodas, cada mujer es un mundo y es probable que algunas no te generen molestias durante o después de la penetración, una buena forma de darle salida al Kamasutra de la mesilla. Eso sí, siempre con mucha lubricación, puesto que algunos tratamiento hormonales generan sequedad vaginal.

Adaptarse y no renunciar a tu sexualidad, es el camino para disfrutar de relaciones sexuales incluso padeciendo endometriosis.
taller endometriosis y sexualidad
¿Quieres saber más de la Endometriosis?
¿Quieres aprender a cómo NO renunciar a tu vida sexual? 

Apúntate al Taller online y gratuito  pinchando en la imagen, conoce y aplica el PLAN IPAD!!

Además de sociológa, sexóloga y sex coach, soy miembro de la Comisión de impulso de Endomadrid, que lucha por la defensa de los derechos de las personas afectadas de Endometriosis.
EndoMadrid

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies