Que no se te escapen los "mondonguillos"... - Laura Montes
608
post-template-default,single,single-post,postid-608,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Que no se te escapen los “mondonguillos”…

Que no se te escapen los “mondonguillos”…

Los mondonguillos o mondongos en realidad son los intestinos y vísceras…Qué escatológico ¿no? Bueno, pues los cito porque hoy vamos a hablar del prolapso, una palabreja  que alude a la caída o descenso de una víscera, o del todo o parte de un órgano, según define la RAE. No suena especialmente sugerente, pero se estima de hecho que el 43% de las mujeres padecerá alguna de estas patologías del suelo pélvico a lo largo de su vida.

Y efectivamente, esto nos puede suceder a las féminas en caso de tener alguna disfunción en el suelo pélvico, son varias las tipologías;
– Prolapso uterino: El útero cae dentro de la vagina
– Prolapso vaginal: Caída de la parte superior de la vagina sobre la parte inferior
– Prolapsos pélvicos:
* Cistocele: caída de la vejiga urinaria
* Rectocele: caída del recto hacia el canal vaginal
* Enterocele: El intestino delgado empuja la pared posterior de la vagina
– Prolapsos postparto
Y como en todo también hay diferentes grados, dentro de un baremo de 4: leve, moderado, grave y total, que tendrá que evaluar correctamente un especialista.
Entre los efectos más comunes que se producen :
– Incontinencia urinaria, al coger peso, toser, estornudar…
– Ó dificultad para vaciar la vejiga (por obstrucción de la uretra)
– Dificultad para defecar y/o estreñimiento, movimientos intestinales anormales
– Sensación de cuerpo extraño en la vagina
– Infecciones del tracto urinario
– Inflamación y/o infecciones  de la vagina como consecuencia de alteraciones en la flora vaginal ( vaginitis)
-Dificultad o dolor en las relaciones sexuales
– Reducción de la autoestima
Motivos suficientes para ponerle solución, ¿no crees?
Lo mejor es la prevención fortaleciendo el suelo pélvico con ejercicios Kegel o hipopresivos, también útiles en caso de patologías leves o moderadas, sin embargo, si ya nos encontramos de lleno con el problema en estadios graves o totales, existen diferentes tratamientos:

– El uso de Pesarios
: Dispositivos de plástico o silicona que se colocan en la vagina, elevan y dan soporte recolocando el útero, la vagina, vejiga o el recto.
Ayudan a fortalecer de nuevo del suelo pélvico y a minimizar los efectos negativos de su debilitación.

Pueden evitar la cirugía y el empeoramiento del prolapso. Y una vez pasadas las molestias iniciales de su implantación, se pueden mantener relaciones sexuales normales.

– Cirugía: o bien con la extirpación del órgano que se sale, como es el caso del útero o bien con la aplicación de mallas sintéticas de sujeción que recolocan, fijan y fortalecen los órganos afectados, en el caso del recto o la vejiga.
¿Has tomado nota? Haz ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvicomejorará tu calidad de vida en general e intensificará tus relaciones sexuales. Y por supuesto, si notas algún síntoma, acude a un especialista para que evalúe y ¡pon remedio cuanto antes!
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies