Introducción al BDSM - Laura Montes
530
post-template-default,single,single-post,postid-530,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Introducción al BDSM

Introducción al BDSM

 

EL DSM, es el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, ese manual en el que hasta hace no tanto incluía la homosexualidad, por ejemplo. como desviación sexual y que a día de hoy en su última versión, el BSDM tan sólo se considera como desorden parafílico si estas relaciones no se mantienen de manera consensuada y con la edad legal para dicho consentimiento. Punto para el DSM.


El BSDM ha visto la luz y ha dado que hablar especialmente entre el género femenino, de la mano de 50 sombras de Grey, literatura que intentaba plasmar el mundillo BDSM, con poca tasa de éxito y abominable narración desde mi óptica como relato erótico, además de perpetuar patrones de género de esos patriarcales que tanta grima me generan, pero a la que sin embargo, no quitaré mérito, al menos por difundir una cierta reflexión de la sexualidad, juegos eróticos y conocer otras alternativas erótico-festivas.


Los encuentros BDSM deben ser:
 Seguros, Sensatos/Sanos y Consensuados, tres máximas que han de cumplirse independientemente del rol que se desempeñe: Maestr@, Am@, Sumis@ o Switch ( desempeño ambos roles).

Ya sabemos que los estudios sexológicos siempre arrojan resultados con mucha variabilidad y se trata de manifestar practicas que aún conservan cierto estigma social, aún más, unido a que tan sólo un porcentaje realiza este tipo de encuentros sexuales de manera habitual y quienes lo practican de manera esporádica o puntual como un juego erótico más en su vida sexual. Por lo que vemos porcentajes que oscilan entre un 8% y 25% de la población total…como no decir nada… 
Como el tema es de lo más extenso, iremos profundizando en algunas de sus practicas con más detenimiento en próximos post. 
Ya sabes, el saber no quita lugar y si nunca te has lanzado a probar, quizá sea el momento…. 😉 

El BDSM popularmente se asocia a las practicas sexuales con dolor y en realidad abarca mucho más allá, hay especial foco en distintas variantes del placer, el poder y el control, que no sólo se centra en los aspectos físicos y estéticos, si no que incluye otras formas de ejecución más variadas. Y si algo caracteriza las prácticas de BDSM es el respeto. Algo que debería ser extensivo a cualquier tipo de encuentro sexual, en el BDSM todo se pacta independientemente del rol que se desempeñe, los gustos o el género. 

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies